Las nuevas mamás pasan por una tonelada de cambios físicos durante el embarazo y después del parto, pero eso no significa que los nuevos papás navegan durante esos 9 meses sin ser afectados. Hay muchas maneras en que los cuerpos de los hombres cambian a medida que pasan a ser padres.

Testosterona inferior

La testosterona -la hormona masculina – es responsable del deseo sexual masculino, la agresi√≥n y la calvicie. Los estudios muestran que las mujeres encuentran m√°s atractivos a los hombres con niveles m√°s altos de testosterona. Mientras que la testosterona evolucion√≥ para ayudar a motivar a los hombres a encontrar parejas con quienes procrear, tener hormonas de burbujas puede no ser √ļtil para los nuevos pap√°s que deber√≠an estar enfocados en la mam√° y el beb√©, no vagando por la sabana en busca de enganches.

Un estudio del 2011 encontr√≥ que los niveles de testosterona en los nuevos padres caen por debajo de los niveles promedio de los no padres. Otros estudios han replicado estos resultados y han encontrado cosas a√ļn m√°s interesantes. Por ejemplo, cuanto m√°s baja la testosterona de un nuevo padre, mayor es su participaci√≥n en las tareas dom√©sticas y en las tareas relacionadas con el beb√©.

Oxitocina m√°s alta

La oxitocina, la hormona del amor , aumenta durante el embarazo, el trabajo de parto y la lactancia, lo que mejora el vínculo profundo de la nueva mamá con su bebé.

Solíamos pensar que sólo las madres primerizas tenían un alto contenido de oxitocina, lo que les daba un toque de estimulantes para sentirse bien y ayudarles a establecer un vínculo con sus bebés. Sin embargo, ahora está claro que los nuevos padres también reciben un aumento de oxitocina! Los estudios muestran que los nuevos padres tienen niveles más altos de oxitocina que los hombres sin hijos.

Interesantemente, las madres solteras de oxitocina se activaron m√°s al consolar a sus hijos, mientras que las pap√°s solteras de oxitocina se activaron m√°s al jugar con sus hijos.

Cambios cerebrales

Adem√°s de los cambios hormonales-y de a√Īadir un extra de 10 libras de “peso de simpat√≠a”-el cerebro de un nuevo padre tambi√©n sufre cambios. Un estudio de 2014 encontr√≥ que sus cerebros reflejaban los cambios que experimentan las nuevas mam√°s: A las 12 semanas despu√©s del parto, las partes relacionadas con la empat√≠a, la crianza y el apego se vuelven m√°s gruesas.

El Take-Away

Por supuesto, el estiramiento, la transformaci√≥n y los cambios incre√≠bles que experimentan los nuevos pap√°s son diminutos en comparaci√≥n con las nuevas mam√°s. Pero ahora sabemos que las mujeres no son las √ļnicas que cambian f√≠sicamente como resultado de la paternidad!